camara

Fotografía de Interiores

No solo es una foto“La alta calidad de una fotografía es sinónimo de los servicios y calidad de un hotel”

Toda civilización, incluso la más primitiva, siempre ha sido ilustrada por las imágenes. La cultura visual es muy anterior a la cultura literaria. Tanto es así, que los publicistas proponen la máxima reducción del texto en provecho de la imagen, pues sugieren que el anuncio más eficaz puede llegar a ser aquel que requiera de la menor lectura posible para su comprensión. Con imágenes se pueden expresar las ideas mejor y más rápido que por el rodeo del lenguaje, tal y como lo dice el famoso refrán “una imagen vale más que mil palabras”. Por algo la imagen es uno de los principales medios de expresión.

Toda empresa que tenga una estrategia comercial de promoción y venta de un producto tiene que contar con una buena imagen para lograr que dicha estrategia sea eficaz y atractiva. La publicidad utiliza tanto imágenes gráficas como fotográficas, aunque actualmente se recurre más a estas últimas. Pero, ¿qué es lo que una fotografía acertada puede aportar a la publicidad? Una ilustración puede ser bella, significativa, un ícono, pero una fotografía puede causar un mayor impacto visual en el espectador. Posee una alto nivel de icoinicidad y facilita la identificación del consumidor, no sólo con el producto o servicio publicitado, sino también con los personajes o las acciones de los personajes de la fotografía. Se reconoce fácilmente el producto, sus beneficios y usos y el público al que va dirigido. Además, la fotografía puede describir y transmitir una atmósfera determinada, lograr extraordinaria minuciosidad en el detalle, claridad de definición, riqueza de textura, sutilidad en la gradación tonal, etc. En pocas palabras, la fotografía reproduce la realidad y quien la contempla se traslada fácilmente al mundo que ella refleja

Con una esmerada técnica fotográfica, una correcta posproducción y un equipo profesional junto a nuestro buen gusto en los detalles le ofrecerán unas imágenes nítidas, perfectamente iluminadas sin rincones oscuros, ni lámparas o ventanas sin contenido o quemadas. Imágenes donde se ve un salón o habitación al completo, sin cortes ni distorsiones.

Por fin podrá mostrar sus espacios tal y como son con toda su belleza e iluminación natural (sin destellos de flash).

Confíe en un profesional, sus clientes se lo agradecerán.